Un Bar Mitzva como Efecto Mariposa: Comunitarios desde Colombia influyendo en el Futuro de Israel

 

A lo largo de la historia, nuestro Pueblo se ha caracterizado porque nos respaldamos los unos a los otros. He visto esta facultad en manifiesto un sin fin de veces, pero en esta ocasión quede conmovido: Ver cómo comunitarios desde Colombia -a pesar de la distancia- logran apoyar directamente a sus hermanos judíos menos privilegiados.

No tengo duda que Israel es el mejor lugar para los judíos. No obstante, soy consciente de que Israel aún no es del todo perfecto. Existen, por ejemplo, niños en Israel que debido a su condición social y otros impedimentos no pueden tener siquiera un Bar Mitzva.

Pero baruj HaShem, la Federación Sefaradi Latinoamericana (FeSeLa) todos los años toma parte en apoyar a estos niños con el fin de que puedan tener un alegre Bar Mitzva, tal y como el que celebraron el jueves de la semana pasada.

Angel Calderon, comunitario de Bogotá y presidente de FeSeLa, después de haber planeado y trabajado en este proyecto por meses, me invitó a este Bar Mitzva de al rededor 40 niños de diversos lugares de Israel. El evento tuvo lugar en la cuidad vieja de Yerushalaim, en una de las sinagogas más antiguas de aquí.

Estos niños, que ahora son parte de la responsabilidad nacional del Pueblo de Israel, pudieron tener su set de Tefilin gracias a las donaciones de varios de nuestros comunitarios de Colombia. Personalmente me hubiera gustado que estos generosos comunitarios hubieran visto el impacto de su donación. Yo, que estuve presente, soy testigo de lo significativo que fue este Bar Mitzva.

Cuando yo veía a estos niños rezando en el Bar Mitzva y estrenando sus tefilin, lo principal que me pasaba en la cabeza NO era un:

“Pobres niños, que nacieron en un sector de Israel social y económicamente complejo…”.

Sino que en realidad yo pensaba:

“¡Estos niños son el futuro de Am Israel! ¡Entre estos niños están los siguientes emprendedores, oficiales, políticos, rabinos, científicos, etc de nuestra Nación!”.

Por eso es que darle un set de Tefilin a estos niños puede llegar a ser una acción trascendental; puede llegar a definir sus acciones y pensamiento en el futuro. Puede llegar a fijar qué tan involucrados van a estar con el colectivo de Israel.

Como dice un proverbio chino:
“El leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”

Beezrat HaShem que nuestra comunidad en Colombia siga tomando parte en apoyar a nuestros hermanos que más lo necesitan. Pues es por medio del amor gratuito y de la responsabilidad mutua que lograremos construir una sociedad más perfecta, amen.

כל ישראל ערבים זה בזה

Yaacov Amar Rothstein
Jerusalem, capital de Israel
Marheshvan 5778